En el Bagre hay un río que corre, se ensombrece, se agita, se enfurece, vuelve a calmarse, pero nunca deja de lamentarse ante los conflictos y pérdidas en las que el hombre ha convertido su torrente, así lo ha presenciado una testigo desde su orilla, quien busca darle consuelo con sus palabras o con los puñados de tierra que le lanza para que se dé cuenta de su presencia. Su estar ahí, no es suficiente, ella lo sabe, por eso propone un reencuentro, con una canoa que a lo mejor ha emprendido muchos viajes, que ha transportado a muchos pescadores, ha vuelto a tierra innumerables veces, y en esta ocasión, la testigo modificará su cuerpo de madera, llenándola de fisuras, de puntos vacíos que el agua recorrerá.

Por tanto, la canoa quebrantada emprende su último viaje, navegando, pero al mismo tiempo decayendo, hasta perderse en el horizonte fluido que tiende a calmarse, gracias a esa promesa silenciosa de permanencia.


Desde aquel momento, la testigo nota que el río no ha vuelto a ser el mismo, su lamento se convirtió en un diálogo con la canoa de realidades insospechadas, de los reflejos de nuestra propia deshumanización, de la maldición que atañe el poder y la ambición sobre lo que no nos pertenece: la naturaleza y de las despedidas inevitables.

De esta forma, la testigo también cambió, se dio cuenta de que aquel diálogo que sólo ella entendía, debía emitirlo con fuerza y profundidad, así fue como aparecieron las video-instalaciones que lograrán llegar al cuerpo del otro, mojarle los pies, llenarle las manos de barro, tocarle la cara con intensos rayos de sol y movilizarlo hasta convertirlo en un nuevo testigo. 

Entonces de testigo en testigo, la unión entre el río y la canoa se perpetúa.

Lindy María Márquez H
Docente Facultad de Artes

Quebranto, 2019. Fotografía digital
Quebranto, 2019. Registro in situ. El Bagre, Antioquia. Río Nechí

Quebranto, 2021. Registro de video instalación. Universidad de Antioquia
Quebranto, 2021. Registro de video instalación. Universidad de Antioquia



Un hueco más y me quiebro


Encuentro


Río de luz


Testigo


Temblé escuchando
casi dormido lo que el dulce río
me contaba.

(…) Pero sé lo que dicen
todos los ríos.
Tienen el mismo idioma que yo tengo.
(…) Entiendo historias que no puedo repetir.
Hay secretos míos
que el río se ha llevado,
así escuché las voces (…),
[los] seres en movimiento,
[los] golpes de luz en la historia,
(…) y la sangre cantaba
con la voz (…) del agua.

(Neruda, 2018, pág. 408)




︎+(57) 3148557685
︎ i.gutierrez02@hotmail.com
︎ @ilomilolimon


muestradegrado2021@gmail.com
Medellín, Colombia