Yo también me quiero ir


Una reseñita ahí suave

Yo también me quiero ir va, para mí, de la vida resistiendo a través de nuestras formas y nuestros pesares y nuestros dolores. Una lluvia sobre el desierto; sutil y necesaria.

Tejer o notar cómo se teje una generación, es decir un cuerpo dinámico en relación a un tiempo y aun espacio más o menos específico.
Creo que hay unos pactos que hacen posible que algo como esto se llame generacional, pero no lo he pensado a profundidad, no lo puedo pensar aquí, ya, ya mismo. Lo que creo es que a veces hay aguaceros, a veces la lluvia es una niebla sutil y punzante, a veces la lluvia es la perfecta metáfora para la tristeza o para la alegría, etc.

El espacio de Yo también puede ser el del juego, el del parque en el que se escenificaban todas las historias, la mesa que reúne los amuletos (los dibujos, libros queridos, cartas de yu-gi-oh que te regaló alguna ami, piedras hermosas que parecen partecitas de nuestros corazones regadas por el mundo o el mismo mundo tomando la forma de nuestros corazones).

También sé que esto es solo una nota... esta nota al pie y la nota de arriba. Que no tengo ni idea realmente qué debe ser en estricto una reseña de artista, peeeero es un inicio.

J

YTMQI - Estudio de personajes



La realidad nunca ha sido un lugar fácil de habitar, hemos intentado hacer un hogar en ella pero ningún medio ha bastado aún para expresar nuestra percepción de lo que nos rodea.

El lenguaje no alcanza, las imágenes se quedan cortas. Sentir el éxtasis y la melancolía punzando profundo es un arma de doble filo que se suaviza solo con la fortuna de la compañía de otros, que como nosotras, también se sienten sentir demasiado.

Esta es la muestra de un universo interior palpitante que intenta salir por un hueco del tamaño de un alfiler, esperando darse finalmente un lugar por fuera de nuestros cuerpos exhaustos de sentir, pero deseosos de vivir.

Eso también la evidencia de atravesar la juventud de la mano de amigos que son como espejos fantasiosos y sensibles.

LU

Estudio de personajes, 2018. Fotografía análoga intervenida. Variables

Estudio de personajes, 2018. Fotografía análoga intervenida. Variables

Estudio de personajes, 2018. Fotografía análoga intervenida. Variables

Estudio de personajes, 2018. Fotografía análoga intervenida. Variables



Estudio de personajes, 2018. Fotografía análoga intervenida. Variables



Estudio de personajes, 2018. Fotografía análoga intervenida. Variables


Los amantes - Fin de fiesta


Hemos mencionado veintiséis veces la palabra “amor” en nuestro chat de los últimos meses.

“Amar es siempre
siempre convulso
incluso si una le apuesta
a otras visiones del amor”
Me dice L, en uno de esos mensajes.

Hablamos del amor porque nos aterra y nos maravilla, en iguales proporciones; porque tratamos de entender la fuerza de ese sentir y el sentir de esa fuerza que como la luz, va y viene, siempre con una intensidad milagrosa.

En la complicidad de la amistad nos congrega el amor, y en nuestro intento por comprenderlo tenemos la única certeza de que lo intuimos; sabemos, como una convicción, que la intuición del amor nunca es caprichosa.

El amor que intuimos es un amor radical, con él enfrentamos el mundo.
Es también un atisbo de sentido, una chispa vivificadora, y, ante todo, una fuerza creativa.
Del amor unx es el preso y el guardián.
Aquí, una muestra de ello.

V



Los Amantes, 2018. Instalación (mural, luces de colores, papeles brillantes de piñatería, cortinas de escarcha, video-proyección, música). Variables


Los Amantes, 2018. Instalación (mural, luces de colores, papeles brillantes de piñatería, cortinas de escarcha, video-proyección, música). Variables


Fin de Fiesta, 2018. Instalación (mural, luces de colores, papeles brillantes de piñatería, cortinas de escarcha, video-proyección, música). Variables


Fin de Fiesta, 2018. Instalación (mural, luces de colores, papeles brillantes de piñatería, cortinas de escarcha, video-proyección, música). Variables


Fin de Fiesta, 2018. Instalación (mural, luces de colores, papeles brillantes de piñatería, cortinas de escarcha, video-proyección, música). Variables



Lxs Amantes, 2019. Fotografías análogas intervenidas con químicos, instalación lumínica. Variables


Lxs Amantes, 2019. Fotografías análogas intervenidas con químicos, instalación lumínica. Variables


Lxs Amantes, 2019. Fotografías análogas intervenidas con químicos, instalación lumínica. Variables


Aquí no está pasando nada

Cuando Laura nos pidió que le ayudáramos a mover el carrito hacia la universidad, acudí pensando en llevar el carrito como un acto práctico de movilidad en el cual se requerían dos o más personas para poder transportarse. Fue una trampa. Resulta que era un acto planeado y pensado para juntar a sus amigxs más  cercanos de  forma  cooperativa. El  carrito tenía un letrero en el que se leía: Aquí no está pasando nada.

Laura nos pidió que interviniéramos el carrito y usamos latas de pintura para hacer unos dibujitos e incluso escribir palabras que reflejaban lo que pensábamos del acto en ese momento.
Escribí ENTUSIASMO de forma burlona.
Justo en esos días habían revueltas estudiantiles y varios reclamos efusivos  en  las  universidades  de  Medellín.  Resulta  que  el  carrito  estaba  pensado  para  adentrarse  en  ese  escenario  de  protesta  como  un  acto  aislado y casi camuflado, realizando un reclamo silencioso al ESMAD y con algo de tacto al resto de la ciudad, aún adentrándose e irrumpiendo ciertas dinámicas.
Pero  no  sólo  era  un  reclamo. Una  plataforma  con  ruedas y excepcionalmente inestable recorriendo el centro de la ciudad es lo único que necesitan varios adolescentes para divertirse, y en esencia era justamente eso: un juego.
Correr a un lado de los buses y de los autos y usar el carrito como una patineta era lo más interesante. No creo que nadie haya pensado en la educación pública mientras lo que importaba era ir lo más rápido posible para tener un pequeño subidón de adrenalina.


Lo curioso es que lo que movía esa plataforma azul era la diversión, aquel motor que usa la amistad para afianzarse y constituirse como un lugar. De ahí que cuando vimos las fotografías tiempo después, se nos fueron las lágrimas.

La imagen de un objeto insertado en la ciudad, rodeado de caras conocidas, es demasiado potente. No porque sean nuestros amigos solamente, sino porque demuestran la esencia de lo que mueve el acto de la protesta: el bien común.

Lo que en ese momento movía el reclamo como tal no era el salir a la calle, sino estar honestamente adentrado en el juego y emanando cariño hacia quienes están alrededor; no era el ruido o los gritos, sino el amor de los amigxs. La amistad es una práctica muy importante a nivel social  y  político,  por  lo  mismo  los  lazos  que  se  crean  en  un  acto  tan  simple  pueden  convertirse  en  un  estallido,  una  explosión  silenciosa  para unos, pero a fin de cuentas algo que no deja de retumbar en quien es capaz de sentirlo.
Me enterneció ver a mis amigos que dibujan comix y tienen poliomielitis y dificultades para moverse, esforzarse porque el artefacto ruede, acompañarlo  en  una  caravana  de  bicicletas  o  enredarse  en  la  malla  interior del carrito; en lugar de fumar hierba, tomar pola todo el día y ver anime.

Cinco  Estrellas  para  el  conductor  del  Nuber, buena  conversación,  y  buena música.

Shuni
Aquí no está pasando nada, 2020. Activación pública y posterior video proyección (kiosko metálico, grabación colaborativa, instalación) . Variables


Aquí no está pasando nada, 2020. Activación pública y posterior video proyección (kiosko metálico, grabación colaborativa, instalación) . Variables


Aquí no está pasando nada, 2020. Activación pública y posterior video proyección (kiosko metálico, grabación colaborativa, instalación) . Variables



Aquí no está pasando nada, 2020. Activación pública y posterior video proyección (kiosko metálico, grabación colaborativa, instalación) . Variables


Aquí no está pasando nada, 2020. Activación pública y posterior video proyección (kiosko metálico, grabación colaborativa, instalación) . Variables

*RCP*:
Prender la radio para acompañarnos


¿La radio? No se puede hablar de ella sin hablar del aire.
Estar en el aire. En los vientos fuertes de agosto -cuando se fabrican cometas por todas partes y los morros se llena de cachitos de papel, hilo y maderas- una pluma que se le cae a un ave en movimiento, a digamos 8000 m de altura, puede permanecer arriba, sin caer al suelo, a un velocidad de un silvido 5Km/h, o de huracán, o sea, más de 120 km/h, y tanto se demora en caer como tiempo le tome salir de un viento, entrar a otro, y bailar hasta caerse.
La radio no es un lugar común, es un acontecimiento común, no requiere de ayer ni de mañana, sucede ahora, y con determinación graba el ayer en la piedra y le provee el rebote del mañana.

No protege de ningún virus, lo piensa, lo estudia, lo toma en consideración y juega un cotejo de ritualismo herbal con altas dosis de satanismo. La radio es parcería, hermandad y mucho bolero.
¿Y el aire? ¿Cómo será la vida en Marte si no hay aire?

B





Declarición de Artista - Manifiesto


Hablamos de destruir la casa, de escupir los escombros para reconstruirla luego a nuestra manera. Nos bastó con irnos para entender que la única ley sin pausa es la que nos sentencia al movimiento -por ende al cambio- y movernos junto al mundo fue nuestra forma de crecer.
Como la maleza, nos desplazamos y fortalecemos en conjunto con la rebeldía que somos. La luz que brota de nuestra fuerza es tan innegable como la certeza de que todo perece.
Todo se cae, todo es frágil y ahí está la belleza: en el chispazo de lo que arde justo antes de desaparecer.
No puedo permitirme abandonar esta edad sin salvar los símbolos que, a su vez, nos han salvado a mí y a mis amigos.
Estamos parados en la grieta donde nos quitamos la máscara que nos enseñaron a portar para cuestionar de frente el mundo.
Todas estas fotos, testimonios, retratos, videos, dibujos, bitácoras y canciones, hablan a través mío de un tiempo vivo antes de mí, y le pertenecen a cualquiera que haya tenido mi edad y haya visto el mundo arder sintiendo todo como un incendio, a cualquiera que a los veinte tuviera sed y se sostuviera en medio del desierto para levantarse en medio de la aridez.

M


︎ +(57) 319 445 4274
︎ nubequedibuja@gmail.com
︎ @_nube
︎ _nube
︎ www.cargocollective.com/laurahenaor
muestradegrado2021@gmail.com
Medellín, Colombia