Mientras tanto

Volver la mirada del arte a su origen, habitar lo inhabitable, perturbar la eterna calma de los estigmas hasta cultivar la duda. Encontrar la más profunda de las miradas, en las ciudades perdidas, en el país que no es país.

LA PIEL QUE COBIJO constituye un ejercicio profundamente ético de movilizar el arte hacia la narración de las comunidades “periféricas”, donde subyace la existencia de unas estéticas cambiantes, fluctuantes y azarosas, que moldean su belleza en la espontaneidad de sus edificaciones. Es un trabajo artístico engendrado por una profunda observación en los recorridos por la ciudad adyacente y por un interés particular en comprender cómo la comunidad crea sus edificaciones y aprender de ellos. La obra, es una búsqueda que sobrepone el mero paisajismo y se convierte en una exploración de la materialidad blanda y espontánea, que se encamina por habitar esas formas de construcción surgidas del más innato instinto de supervivencia humana.

Por lo tanto, es justo nombrar que el trabajo de la artista acoge, en sus composiciones, el saber de las manos constructoras de las comunidades que resisten a la intemperie social.


La precariedad de las construcciones, y el afán matutino por sobrevivirle al país, ponen al descubierto la capacidad innata que el ser humano tiene para construir, para erigir refugio en el vacío, para encontrar cobijo en la molicie y protegerse de la tempestuosa desigualdad.

En estas formas de construcción, no existe la planeación ni las eternas soluciones, porque allí el tiempo es cambiante, incierto y, a veces, traidor: es el “mientras tanto” de los días lo que realmente da vida y sentido a estas arquitecturas vernáculas. A través del grabado, la instalación y el trabajo digital, la artista logra conjugar una paradoja sublime, en la que los ideales de vida se cuestionan ante la incesante pureza de las manos constructoras y sus edificaciones vernáculas. Habitar su obra, es des-habitarse.

Sebastián Pabón Agudelo Lic. Lengua Castellana y Literatura



Inmobiliaria Cabañas del Río 01
2020
Modelado digital 3D
Dimensiones variadas



Inmobiliaria Cabañas del Río 02
2020
Modelado digital 3D
Dimensiones variadas


Inmobiliaria Cabañas del Río 03
2020
Modelado digital 3D
Dimensiones variadas




Inmobiliaria Cabañas del Río 04
2020
Modelado digital 3D
Dimensiones variadas

Inmobiliaria Cabañas del Río 05
2020
Modelado digital 3D
Dimensiones variadas

Inmobiliaria Cabañas del Río 06
2020
Modelado digital 3D
Dimensiones variadas


Inmobiliaria Cabañas del Río 07
2020
Modelado digital 3D
Dimensiones variadas


Inmobiliaria Cabañas del Río 08
2020
Modelado digital 3D
Dimensiones variadas



Inmobiliaria Cabañas del Río 09
2020
Modelado digital 3D
Dimensiones variadas


Inmobiliaria Cabañas del Río 10
2020
Modelado digital 3D
Dimensiones variadas



Inmobiliaria Cabañas del Río 11
2020
Modelado digital 3D
Dimensiones variadas

Inmobiliaria Cabañas del Río 12
2020
Modelado digital 3D
Dimensiones variadas


Instalarse 01
2020
Modelado digital 3D
Dimensiones variadas

Instalarse 02
2020
Modelado digital 3D
Dimensiones variadas

Instalarse 03
2020
Modelado digital 3D
Dimensiones variadas


Instalarse 04
2020
Modelado digital 3D 
Dimensiones v
ariadas




Cabañas del Río - Exterior


Cabañas del Río Condominio - Interior


Art Statement


A raíz de habitar las periferias de la ciudad de Medellín, desde mi lugar como profesora en espacios comunitarios, y desde la observación de las diversas formas de arquitecturas vernáculas allí presentes, surge el proyecto artístico La piel que cobijo, donde el trabajo de campo, el registro fotográfico, las cartografías, las descripciones del territorio y los talleres con la comunidad, me han permitido adentrarme en observar las maneras de construir del hombre, y profundizar en el uso de los materiales empleados para ello, tales como: cartón, plástico, madera, láminas de zinc, ladrillos, costales, telas, concreto, etc. Materiales que manifiestan una particular concepción del espacio, el diario vivir de sus habitantes y las condiciones de precariedad que allí emergen. Para abordar la construcción desde dicha precariedad, experimento diversas técnicas donde la exploración artística hace posible múltiples acercamientos a la gráfica, al uso de material vernáculo, la instalación y, finalmente, el lenguaje digital. Para esto, me baso en la construcción aleatoria e improvisada del contexto, revelando así su carácter inestable, frágil y vulnerable. La durabilidad efímera de estos materiales, me permite sobreponer nuevas piezas gráficas o materiales blandos, para mantener la esencia de la construcción, que constantemente se transforma en algo nuevo.


︎ @veronica.a.maya
muestradegrado2021@gmail.com
Medellín, Colombia